8/5/06

Cómics al gratín FCBD


El sábado pasado se celebró el Free Comic Book Day (Ojo, que pongo "Comic" sin tilde porque así es el nombre del evento en inglés. Siempre que se escribe la palabra en español es obligatoria la tilde. No importa que se trate de "cómics" porque funciona igual que "bíceps". Es una excepción a la regla.) ¿En qué iba? ahh, sí, el Free Comic Book Day. Yo decidí pasarlo en mi tienda local: That's Entertainment. Yo hace diez años (quería decir cinco pero las cuentas no dan) me habría muerto de la felicidad allá porque tienen una selección completísima de revistas viejas. Cuando entré por primera vez a esa tienda, pude darle una buena probada al ambiente comiquero de un pueblo promedio gringo, sobra decir que quedé bastante sorprendido por no decir aterrorizado. Pero con el tiempo y a medida que he estado visitando otros locales en Chicago, NY, Boston e intermedias, le he ido cogiendo cariño al sitio. Aunque definitivamente mi lugar favorito para comprar cómics es Comicopia, That's Entertainment fue mi elegido no sólo por cercánía relativa -en USA sin carro todo es lejos- sino sobre todo porque el aclamado Brian Wood iba a estar presente.

A la obra de Wood le vengo siguiendo la pista seriamente desde hace unos meses. Aunque me leí algunos de los números que hizo en Generation X hace tiempo, sólo hasta que conseguí varios de sus libros en una librería que estaban rematando pude ponerle atención. Sin duda, lo que más me gusta de los cómics de este neoyorquino es el ambiente en el que ubica a sus personajes. En muchos casos, el desarrollo argumental queda a medias y los conflictos de los personajes se resuelven de un forma muy plana pero siempre hay un trasfondo que pone los acontecimientos en una perspectiva cultural y social interesante. Así, en series como Supermarket o Couscous Express, la historia no logra generar una sensación de coincidencia al punto de que parece dictada. Sin embargo, el contexto y la idea recurrente de que la Ciudad es el espacio natural de los personajes por más perdidos que estén está muy bien trabajada. Al final de leer a Wood queda una buena sensación en el ambiente. Yo, en nombre de TODO el equipo, lo recomiendo mucho.

Justo cuando estábamos yendo a la tienda empezó una pequeña lluvia que parecía augurar una tormenta. Lo dudamos por un momento pero al fin llegamos. ¡Y sí que valió la pena! Pues Brian Wood me firmó varias cosas (Supermarket #1, Couscous Express, Local #4). Yo ni corto ni perezoso le armé conversación y le regalé una de las "Teléfono 4" que hicimos con Andrés Montealegre el año pasado. Al principio, el hombre la miró muy por encima con una actitud medio "Todo el mundo publica un cómic con un amigo" pero a medida que la fue hojeando le fue llamando más la atención.

Después nos pusimos con Da a darle vuelta a la tienda y decidí comprarme dos libros más de Wood: DEMO, la recopilación de una serie de relatos cortos que hizo con Becky Cloonan, y The Tourist, con excelentes dibujos de Toby Cypress que también es muy buena vibra. Se los llevé para que los firmara y ahora sí me preguntó el nombre y toda la cosa. Se nota que la revista por lo menos le llamó la atención. Excelente contacto.

El resto del Free Comic Book Day fue bacano. La tienda que usualmente está llena de freaks solitarios y huraños estaba repleta de niños y familias completas mirando historietas y pasando un buen rato. Incluso, vimos a personas que paraban en su carro, se bajaban tres niños con la mamá detrás y salián cada uno con su revista debajo del brazo. De todas las opciones que había pudimos escoger unas siete de las iré hablando en estos días. Por lo pronto puedo decir que la de Bongo Comics (Ojo, que escribo comics con... ah, vale, sigamos) demuestra que por más de que todavía se puedan contar historias de los Simpsons, "su ciclo se cumplió hace raaaato". Deberían acabar esa vaina y darle una nueva oportunidad a Futurama.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails