16/12/09

Balance de Dos días de cómics en la BLAA


Como se anunció en la entrada anterior, se llevaron a cabo dos talleres (mini-cómics y cómo escribir cómics) y una conferencia (novela gráfica) en la Biblioteca Luis Ángel Arango con una asistencia considerable y resultados positivos. El primer día llenamos el salón de audiovisuales (unas 90 personas) y el segundo día, a pesar de la lluvia y la ciclovía nocturna, asistieron entre 30 y 40 personas.

Muy en el ánimo de compartir y charlar les dejo los links a las presentaciones en ppt que acompañaron cada sesión por si les interesa:


También decidí usar las redes sociales para estar en contacto con la gente que quiera seguir las discusiones y temas que tratamos en las sesiones con el grupo de facebook ¡Cómics! ¡cómics! ¡cómics!

Ahora la carreta:
Los dos talleres me sorprendieron porque yo pensé que la mayoría de los interesados serían personas de corte comiquero muy al estilo de los grupos demográficos que por años han dominado el mercado editorial secuencial. Por fortuna no fue así. Asistieron varios niños y niñas (afortunadamente no incluí nada subido de tono) y mucha gente con intereses diversos que quiere acercarse al cómic para desarrollar proyectos específicos. Esa mirada me gusta porque es fundamental que el medio comiquero se oxigene con personas que no sean coleccionistas enfermos o amantes incomprendidos del poder de la tinta y el color.

Creo que la reacción a la conferencia fue más que positiva. Me puse a la tarea de mencionar algunas obras que tal vez no están en la lista de muchos lectores bogotanos porque no han tenido prensa suficiente o porque es difícil animarse a pedirlas al exterior a punta de portadas y 5 estrellas. Además, tuvo buena resonancia la idea de superar el esquema de la reseña histórica y bibliográfica para aventurarse a dar una lectura analítica de las novelas gráficas más importantes. Traté de siempre buscar el porqué de las elecciones argumentales y estéticas que hacen los autores. La cosa estuvo tan chévere que regalé y me regalaron revistas: la gente de LARVA me dio sus tres números más recientes (!) y me los devoré esa misma noche. También pude charlar con los de INKO, una nueva propuesta bogotana con excelentes perspectivas.

Muchas gracias a todos los asistentes y espero que este sea el primero de muchos diálogos e intercambios.


25/11/09

En sus marcas, listos, CÓMICS


Tengo el gusto de invitarlos a participar en una serie de eventos sobre cómics que se realizarán en la Biblioteca Luis Ángel Arango entre el 9 y el 10 de diciembre. Se trata de dos talleres y una conferencia en los que hablaré sobre algunos de los temas que me obsesionan por estos días y que creo que serán de interés para la comunidad comiquera en general. La programación es la siguiente:

Diciembre 9
4:00 a 6:00 pm
BLAA, Sala de Audiovisuales, Auditorio
-Incripciones gratuitas en vbaenaro@banrep.gov.co
o en el teléfono: 343 13 09.

Aunque el título lo dice casi todo, lo que me interesa explorar en este taller son los distintos aspectos a tener en cuenta cuando de construye una historia para contar en historieta. Me interesa ir más allá de los manidos métodos para escribir guiones porque creo que es importante respetar los procesos individuales de cada creador o grupo de creadores. De hecho, pienso que no suscribirse a una metodología específica le permite a uno adaptarse mejor a cada proyecto y mejorar los resultados. De alguna manera aprender a escribir como Alan Moore, por dar un ejemplo, es estar circunscrito a procesar las ideas a su manera, hasta cierto punto a imitarlo.

Este taller le será de utilidad tanto a dibujantes como a escritores con o sin experiencia.

Diciembre 10
3:00 a 5:00 p.m.
BLAA, Sala de Audiovisuales, Auditorio
-Inscripciones gratuitas envbaenaro@banrep.gov.co
o en el teléfono: 343 13 09

Un aspecto fundamental en la formación artística de los comiqueros que suele dejarse a un lado es la edición e impresión de sus propias historietas. Esta experiencia es de vital importancia en un medio que depende casi en su totalidad de iniciativas independientes. Sin duda, el formato del mini-cómic brinda una oportunidad perfecta para desarrollar proyectos pequeños de principio a fin sin invertir mucho dinero y tiempo. A partir de las experiencias de autores como John Porcellino y Gene Yang, que paulatinamente convirtieron sus mini-cómics en proyectos más grandes, se darán los fundamentos esenciales para trabajar este formato.

Este taller le será de utilidad tanto a dibujantes como a escritores con o sin experiencia.

Diciembre 10
6:00 p.m.
BLAA, Sala de Audiovisuales, Auditorio
-Entrada gratuita, sin previa inscripción

La Novela Gráfica es la denominación que le ha permitido al arte secuencial reinventarse como una forma de expresión diversa e incluyente que atrae lectores que por años estuvieron alejados de las historietas. Mi objetivo con esta conferencia es usar ejemplos concretos de algunas de las novelas gráficas más importantes de los últimos años para indagar sobre cuáles son los elementos particulares de estas producciones culturales. La idea es dictar una conferencia abierta al público en general que no está familiarizado con el cómic y sus particularidades, sin embargo, también sirve como un recuento de los clásicos del género y de algunas de las novedades que me trasnochan como Asterios Polyp de David Mazzucchelli, Fun Home de Alison Bechdel, Una vida errante de Yoshihiro Tatsumi y La Guerra de Alan y El Fotógrafo de Emmanuel Guibert.

Espero que nos veamos en estos eventos.

22/8/09

Qué escriban los niños


El stand de la Fundación Bella Flor sobre salía del resto de expositores del Pabellón de Diseño Gráfico y Caricatura de este año porque no era un batiburrillo de productos inconexos: solo tenían un libro para presentar y con él era más que suficiente. Se trata de Letras del Sur, una colección de escritos de niños de Ciudad Bolívar (Barrio Bella Flor) ilustrados por algunos de los artistas gráficos más duros del momento. Esta conjunción de talentos "bellamente editada" fue un verdadero hallazgo porque conjuga el arte visual con el trabajo social generando una serie de diálogos pequeños que sorprenden porque confrontan el trabajo de ilustradores como Leo Espinosa, John Joven, María Luisa Isaza, Diego Melo, Cristian Vargas y Luisa Uribe con la crudeza y la honestidad de los escritos de los niños. Es un experimento que me gustó bastante y que ojalá logre mantenerse porque es una oportunidad más para que no solo los niños aprendan a expresarse con la escritura sino para que las plumas nacionales tengan la oportunidad de poblar otros espacios de la sociedad.

20/8/09

La Feria del Libro 2009: Back to the Past?

Una parte fundamental de la vida del comiquero bogotano es asistir cada año al pabellón de Diseño Gráfico y Caricatura de la Feria del Libro. Como llevaba unos cuatro años sin pasar por la Feria, me puse mi chamarra ochentera espiritual, hice el moonwalk de manera totalmente gratuita, me dejé decir gallina y volví al Pabellín Pingüín. La tradición dice que es casi obligatorio pegarse la pasadita aunque la esperanza de encontrarse algo novedoso y sorprendente, y que es casi obligatorio salir decepcionado con un poco de preocupación por el estado general de las viñetas nacionales. Pero, habían pasado cuatro años completos y tal vez los rituales del pasado estaban mandados a recoger. Después de cumplir la penitencia anual, esto me quedó en la cabeza:


Si bien es cierto que este espacio le ha dado continuidad (creativa pero sobre todo económica) a varios grupos o instituciones, el ciclo de recambio es tan lento que ni siquiera logra mostrar una transformación contundente después de cuatro o cinco años de ausencia. Parece que el Pabellón genera un ritmo de producción pasmada que sobresale cuando se compara el entusiasmo de los stands nuevos con la serenidad de otros participantes veteranos. Ésta más que una crítica es una observación que tiene que ver con las escasas posibilidades de desarrollo que tienen los proyectos de historieta e ilustración en nuestro medio. Mi sensación general es que tenemos cantidades de talento y entusiasmo y energía y buenas intenciones encerradas en una caja de fósforos. La visita al Pabellón, a las caras conocidas que me hicieron mucha falta y a las que me quedaban por conocer me confirmó el hecho de que los cómics en Colombia no han podido crecer, independientemente de que el producto final sea un clon de los héroes del norte o de Peter Bagge o de Yolanda Vargas Dulché.

Por eso me cuenta hacer un recuento verdaderamente crítico de lo que vi, porque me quedó la sensación de que todo está todavía por nacer y es injusto calificar algo que no está ni siquiera parcialmente terminado. Salí del Pabellón pensando que este es un juego que por ahora se trata de sobrevivir y no de brillar o sobresalir. Sería injusto culpar a los creadores de esta situación. Me parece que se debe más al lugar en el que nos ubicaron los que deciden qué vale la pena y qué merece quedar en el olvido, en otras palabras, los celadores de las puertas de la cultura (legisladores, editores, periodistas, académicos). Ojalá las promesas y las intensiones se vuelvan realidad para poder hablar de ellas con toda propiedad.

Igual tengo algunos recomendados de los que hablaré en otra entrada como para no meter todo en un mismo paquete.

14/7/09

Ser o no ser

Entre todas las reacciones que ha generado la película "Vals con Bashir", me llamó la atención la evidente confusión que se produce cuando los "expertos" de los medios se animan a hablar sobre la animación, la narración gráfica y sus términos relacionados. Yo no sé en qué sub-mundo paralelo nos hemos aislado los comiquistas colombianos pero claramente la brecha entre nosotros y el mundo cultural del país es muy grande. Si ese no fuera el caso, creo que ya habríamos superado el uso abusivo de la palabra caricatura para denominar cualquier imagen dibujada que se mueve, ya sea con el magia de la tecnología o con la de las convenciones de lectura. No fue que me sorprendiera leer comentarios en los que se dudaba sobre la capacidad de la "caricaturas" de hablar de temas serios pero me agarró una sensación indigesta de quietud incomunicada, como si en algún momento hubiéramos caído en una casilla de imprevisto que nos mandó a una cárcel de la que no hemos podido salir.

Me resisto a pensar que por más crecimiento que haya en los géneros gráficos, nos van a seguir confundiendo de nombre. Tradicionalmente respondemos al tema del imprevisto como Blanche DuBois a Stanley pero algo me hace pensar que esta estrategia ha dado pésimos resultados porque el problema persiste. ¿Será que nos va a tocar andar a todas partes con un "name tag"?



1/7/09

La ofensa del mínimo esfuerzo


Ahora que estoy de vuelta en Bogotá me puedo dar el lujo de criticar esas cositas del diario vivir que desde fuera me era más difícil percibir. Michael Jackson tuvo un impacto en mi vida ochentera, el TLC me parece una mala idea, el bajísimo me cae por la pelotas y la elección de Obama me pareció histórica y llena de facetas interesantes. Recientemente, con motivo del instante fotográfico que el innombrable tuvo con Barack en Washington, el caricaturista de El Tiempo, Matador, se mandó este comentario gráfico que me generó el siguiente descontento: seguro estoy pecando de sensible pero ¿todavía estamos dibujando a las personas negras con el recurso requete mandado a recoger del blackface? Para más señas, me refiero a esa tendenciosa tendencia de dibujar (exagerar) los labios de Barack y del metamorfoseado Michael y de cualquier persona negra de color blanco al estilo del maquillaje teatral usado en Estados Unidos antes de que ser racista fuera mal visto.

Y aclaro que no estoy diciendo que el señor dibujante sea un Klansman. De hecho, me imagino que no lo es y que debe ser un buen hijo y un excelente ciudadano. Lo que me molesta es que no puedo creer que una persona cuya profesión depende de la capacidad de los dibujos de comunicar mensajes no caiga en cuenta de que está usando una forma estereotipada y retrógrada de imaginar y visualizar las diferencias raciales (lo que quiera que eso signifique). Me molesta mucho pensar que personas creativas no se puedan ingeniar una mejor manera de caricaturizar la realidad y sus personajes.

Los invito a subirse al bus del futuro y dejar la pendejada de los chistes solapados que se basan en anteponer lo blanco a lo negro como si vivieramos en la hacienda de Scarlett O'Hara: que la negra se llame Nieves, que los labios sean blancos, etc. Sé que el talento gráfico de este país da como para superar el legado de Ebony y Memín.


Me tomé la libertad de incluir la caricatura de Matador para ilustrar la entrada pero pueden verla con más calma en el blog del hombre.

11/5/09

El futuro no es ninguno


El amigo Mario (Roho) acaba de lanzar Outbound #1, una nueva antología de historietas de ciencia ficción de autores del área metropolitana de Boston. La portada la hace el también uruguayo Marcelo Buchelli y además trae un modelo para armar de una sonda a Marte. Este proyecto hace parte de las publicaciones de un nuevo grupo de comiqueros "locales" que desde hace un tiempo vienen sacando otra antología llamada Inbound.

Todavía no he podido tener esta historieta en mis manos (los afanes del verano no me han permitido ir a Boston) pero es un espacio editorial importante que ojalá dure mucho tiempo y sea muy fructífero. Desde acá le deseamos muchos éxitos.

5/1/09

¡Tenemo' un buen café!


El pasado viernes 2 de enero, Mike Peters publicó esta tira de la serie Mother Goose & Grimm.

La cosa dice algo así como:

Mother Goose: Mmm, café colombiano recién hecho por la mañana.
Ralph: Pues, en Colombia hay una gran mafia.
Ralph: O sea, que cuando dicen que hay un pedacito de Juan Valdez en cada tarro (de café), a lo mejor no están bromeando.
Grimm: ¿Por qué estás tomando té?
Mother Goose: No preguntes.

Es extraño porque el humor siempre tiene algo de verdad y logra decir cosas que en general el gobierno o los medios o los ciudadanos de bien no quieren que se sepa o no quieren aceptar. De alguna manera es comunicar verdades o realidades que en otro formato serían inaceptables para los órganos del poder que, por causa o por omisión, son responsables. Cuando el humor tiene verdad, duele... El café viene en tarros acá en Estados Unidos.

ps. El dato lo recibí por esta persona.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails