15/8/08

Carlos Meglia (1957-agosto 15 de 2008) o "hay gente que no se debería morir" y mucho menos tan joven


A los 51 años, falleció Carlos Meglia autor de series como Irish Coffee, Cybersix –ambas con guiones de Carlos Trillo–, y Cañari, entre otros.

Estoy en la oficina y no sé qué decir pero en mi vida comiquera hay un antes y un después de Cybersix –como será que hasta me hizo aprender un poco de francés (fue la edición que pude conseguir). Me quedé con las ganas de conocer a uno de esos dibujantes que siempre voy a asociar con momentos muy específicos y muy agradables de mi vida como lector (y aunque suene medio idiota, como creador).

No creo en la otra vida pero qué más da: ¡Gracias, Carlos!

pd. Este es su blog y así fue como me enteré.

11/8/08

Complejo de completud para el 13 de agosto de 2008

La semana pasada se me enredó la entrada entre las vacaciones y este verano de mierda que parece un otoño lluvioso. Hay muchos cómics en el ambiente. Esta es una lista de productos poco convencionales para paladares específicos.

Hellboy: The Crooked man #2, Mike Mignola y Richard Corben.
No pretendo convertir este blog en un altar al talento de Richard Corben pero no me puedo quedar con las ganas de volver a recomendar un título de este monstruo. En este caso, se une a otro maestro, a Mike Mignola que ahora actúa como una especie de Charles Xavier, o mejor un Niles Caulder para los más eruditos, que prefigura el universo de Hellboy. The Crooked Man es una mini-serie de tres números que deberá salir como libro en poco tiempo y que ojalá mantenga las expectativas que generó, en este pecho, el primer número.
Dark Horse, $2.99.


Atomic Robo: Dogs of War #1,
por Brian Clevinger and Scott Wegener.
Red5 Comics es una nueva editorial de cómics de aventuras con mucho potencial y su punta de lanza es la serie Atomic Robo que después de un exitosísimo debut (que le valió dos nominaciones al Eisner) vuelve al ruedo con una historia que sucede en la Segunda Guerra Mundial (¡como cosa rara!) y que mezcla Mecas y nazis. Ojalá esta nueva serie sea tan buena o mejor que la original porque la iniciativa de Red5 es interesante.
Red5 Comics, $2.95.


Millenium TP
por Steve Englehart, Joe Staton, Ian Gibson et al.
Por allá en los lejanos años ochenta cuando este pecho soñaba con recorrer las calles como un extraño del pelo largo con barros, los cómics no eran como ahora. Todavía se pensaba que los universos de las grandes compañías debían (o mejor podían) ser coherentes. La continuidad era un objetivo tal que se veía como la gallina de los huevos de oro que podía salvar a las historietas (de las dos grandes compañías). En 1988 los crossover eran una relativa novedad que no aguantaba escépticos y la promesa de una invasión extraterrestre en la que se revelaría la identidad secreta de misteriosos infiltrados hacían mojar el calzón de oferta de más de un fanático. Este compilado reúne la mini-serie Millenium en la que el universo DC enfrentó la amenaza de los Manhunters. Al final no pasó nada y todos seguimos siendo los mismos pero ¡cómo nos divertimos!
DC Comics, $19.99.

Frank Frazzetta's Dracula meets the Were-Wolf,
por Steve Niles y Francesco Francavilla.
Gran parte del mercado gringo está conformado por coleccionistas compulsivos que cuando definen un nombre o una marca compran con furor cualquier cosa que lleve dicho nombre o dicha marca. Esto se presta a todo tipo de chambonadas y mamaderas de gallo como los cómics de Perdidos en el Espacio,los de Steven Colbert, Rob Liefield y el éxito de los Monkeys. En este caso, el combo ventas está conformado por un trío más sólido que los Panchos: Drácula, el hombre lobo y Frank Frazzetta. No hay que ser un adicto a los esteróides para disfrutar de la obra de este último. Las cosas no siempre son lo que parecen así que me la voy a jugar por este cómic porque una trifulca entre colmillos da para mucho y Steve Niles es un buen tipo. Vamos a ver qué pasa.
Image Comics, $3.99.

, , , , , , ,

28/7/08

Complejo de completud para el 30 de julio de 2008

Una semana seca que me voy a seguir desde la distancia. Por mis vacaciones pensé en encargarle a los muchachos de la tienda de historietas que me guardaran los mejores títulos pero... ni hay necesidad. ¿Si lo bueno es poco, es mejor?

Haunt of horror: HP Lovecraft #2 de Richard Corben.
Después de quedar a punto de la bancarrota en los noventa, Marvel, una de las casas del mainstream, tuvo que recurrir al talento de gente formada en el mundo de las viñetas alternativas. En ese momento empezó su relación laboral con Richard Corben, uno de los artistas favoritos de los urban warriors de las calles colombianas. En esta ocasión, Corben nos entrega adaptaciones a blanco y negro de poemas y fragmentos de la obra del neo inglés H.P. Lovecraft. Al igual que la serie de adaptaciones de Edgar Allan Poe que salieron hace dos años, Corben se faja unas versiones muy interesantes del universo de uno de los maestros del buen terror -ese que no se hizo a punta de pitches baratos y que no necesita grandes efectos para sacarte las tripas emocionales. De igual manera, el estilo en blanco y negro del dibujo del texano recurre a los trucos más básicos del oficio para crear un reflejo coherente y satisfactorio de los personajes y los espacios del perturbado de College Hill.
Marvel MAX / $2.99

Transhuman #3 de Jonathan Hickman y JM Ringuet.
Jonathan Hickman es uno de los tipos más interesantes de ese segmento poblacional de los cómics gringos que los expertos han dado en llamar "independiente" -léase los hijos de Image. Cuando me referí por primera vez a su trabajo (en Nightly News) hace un tiempo, mi duda era saber cómo iba a evolucionar su propuesta en otros cómics y en otras historias. En este caso, ha logrado contar la historia económica, política y empresarial de la producción de biotecnología para alterar seres humanos de una manera organizada y entretenida. Hickman tiene su cuento y a medida que crezcan sus creaciones será una figura cada vez más interesante.
Image / $3,50


, , , , , ,

21/7/08

Complejo de completud para el 23 de julio de 2008


Flight #5 de Michael Gagné, Kazu Kibuishi, Sonny Liew (Regifters), Scott Campbell, Richard Pose, JP Ahonen, Mathew Bernier, Svetlana Chmakova, Paul Rivoche, Reagan Lodge entre muchos otros.
Si eres ilustrador, animador, diseñador, comiquero, fanático de las cosas bonitas, un romático, alguien buscando un regalo desesperadamente, un chico chévere o simplemente te gustan los buenos cómics, el quinto volumen de la antología Flight es para ti. Los que saben de dinero dicen que las antologías no venden y Flight es la excepción a la regla. Lo que más me gusta de esta colección es que es uno de esos cómics que atrae a lectores que están por fuera del círculo secuencial. Este libro está medio caro pero vale la pena... si no me creen miren este adelanto.
Villard; $25

American Flagg Definitive Edition Vol. 1 de Howard Chaykin, James Sherman, Pat Broderick & Rick Burchett.
Para los que se quejaban por el precio del recomendado anterior, les tengo esta joyita que pone todo en perspectiva. Cuando los cómics del mainstream gringo estaban descubriendo la idea de hablar sobre la cruda realidad, Chaykin le aportó al panorama una versión "esteriodada" de su sociedad que conquistó corazones. Este volumen incluye los 14 primeros números de esta, la mejor creación de Chaykin en su extensa carrera.
Image; $49.99

Uncanny X-Men #500 de Ed Brubaker, Mike Fraction, Greg Land y Terry Dodson.
Voy a ser honesto, no planeo comprar esta revista. Reseño su existencia porque sé que es un evento que le interesa a mucha gente. En cuento a la historia, el hecho determinante es que los X-Men se mudan a la ciudad de San Francisco e inauguran un nuevo statu quo. Ed Brubaker y Matt "el rey del pitch" Fraction lideran esta nueva etapa que, no es por tener mala actitud, promete más de lo mismo. A mí me llama la atención la cantidad de portadas alternativas entre las que sobresale la de Alex Ross y la del fallecido Michael Turner. Digo, esto parece una estrategia de ventas sacada de los tiempos de X-Men #1 y sus ene-mil versiones.
Marvel; $3.99

Ambush Bug #1 (de 6) de Kieth Giffen, Robert Loren Fleming y Al Milgrom.
Entre tanta crisis y tanto momento de la verdad, ya era hora de volver a revivir al bufón del universo DC. En esta historia no va a pasar nada del otro mundo y lo más seguro es que no se altere para siempre la cosmogonía de los Geof Johns y los Grant Morrison. Vamos a ver si Kieth Giffen se acuerda se sus mejores épocas y nos "regala" un poquito de humor. Este grupo de creadores parece sacado de un máquina del tiempo.
DC Comics; $2.99

The Spirit #19 de Sergio Aragones, Mark Evanier y Paul Smith.
Después de ver lo desubicado que está Frank Miller en su proyecto de llevar la creación de The Spirit al cine, la aparición de este número parece un oasis en un desierto de creatividad. Aragones y Evanier son verdaderos maestros del medio y se nota que, a diferencia de Cooke, están cómodos trabajando para DC. El dibujo de Paul Smith le hace justicia al mundo que creó Will Eisner y no pretende robarse el protagonismo de un serie que sabe que nunca será mejor que la original pero que puede hacernos pasar un buen rato.
DC Comics; $2.99

Madman Atomic Comics Vol. 01 de Mike y Laura Allred.
Para nadie es un secreto que conceptualmente Madman es un personaje que "se la fuma verde". Científicos extraños, poetas mortales y mundos sin resolver han sido la eterna característica de este miembro de honor de la liga de los independientes (junto aHellboy, Spawn). Pero en los primeros cuatro números de Madman Atomic Comics, incluidos en este volumen, el nivel de física cuántica mezclada con ebriedad mental se pasó de revoluciones. Para los amantes de los cómics experimentales, de los homenajes gráficos y de las space operas, este arrejuntado gráfico es un jimmy coneshion.
Image; $19.99

, , , , , , , , , , , ,

18/7/08

La reseña de The Dark Knight o máscara contra caos.

Valió la pena la espera: The Dark Knight es la mejor película de Batman de la historia, el blockbuster veranero más pasado del universo y mi manera predilecta de desperdiciar dos horas y media (bueno, tampoco tanto pero ustedes entienden). Acabo de volver a mi casa después de ver la película en un teatro casi lleno (juntaron dos funciones) y difícilmente podría estar más satisfecho.

La Ciudad Gótica de Christopher Nolan logra integrar como muy pocos la verosimilitud de sus personajes con su condición de símbolos de nuestra "moral" colectiva. Un policía que baila al son que le toquen, un héroe enmascarado que sueña con tener un héroe, un valiente que no sabe calcular el riesgo, una mujer valiente y consciente, un aliado fiel que protege al más fuerte y el comodín, el chico Gödel, el peso que iguala la ecuación destruyendo la balanza, son los ingredientes perfectos de esta historia que reelabora con precisión las leyendas de papel que "todos" repetimos desde chiquitos. Como las buenas películas aguanta todo tipo de lecturas y todo tipo de públicos (excepto, tal vez, niños y señoras nerviosas). Por eso The Dark Knight es la película del año y el que pueda, tiene que verla.

Como en las mejores páginas de los mejores cómics, esta visita a Ciudad Gótica dibuja un universo cerrado, un experimento al vacío en una realidad donde puedes saltar de una terraza a otra pero no puedes confiar en los demás. Esto me hace pensar en "The Killing Joke" y el chiste del Joker sobre las dos locos que se escapan del manicomio. El concepto clave que hace del mundo murciélago un espacio único es que el orden que controla su realidad no es el bien, sino la interacción retorcida entre el bien y el mal. Como en el tríptico perfecto que preprodujo Morrison y reprodujo McKean en "Arkham Asylum": Batman es el bien, Joker es el mal y Harvey Dent es la interacción retorcida. En esa medida, The Dark Knight tiene el casting perfecto y la saca del estadio.

Si tengo que elegir lo que más me gustó de The Dark Knight, me quedo con que me recordó los cómics que hicieron que por años viera murciélagos en las sombras o que la primera vez que me fijé en el color rojizo tirando a morado de la luz de Bogotá pensara en el caos de Ciudad Gótica (o por lo menos se ve así desde la estación 2 de Chapinero). Fue como volver a los 17 (después de vivir un -décimo de- siglo) pero sin tener que retroceder en el criterio de lo que me interesa -y lo que me saca de quicio- ahora. Desde que estaba haciendo la tesis no me sentía tan atraído a releer los "clásicos" de mi batimanía ochentero-noventera y setentera -y uno poco sesentera-.

Cuando digo que "esperé" la segunda entrega del Batman de Christopher Nolan me refiero a que, en un acto de contrición de mis instintos de fan-toche de los cómics, me abstuve de ver trailers, fotos de la filmación, chismes sobre el argumento y cualquier tipo de adelanto que me evitara disfrutar la película por sí misma.

La estrategia funcionó porque mientras me comía un perro caliente tóxico con papas, no tenía ninguna expectativa diferente a lo que me decían los afiches de la entrada. Creo que fue la mejor manera de "prepararse" para ver este peliculón porque me permitió sorprenderme auténticamente con todos sus detalles, con sus guiños a las versiones del hombre murciélago de otras épocas, con la actuación de Heath Ledger que es fuera de serie, con una Maggie Gyllenhaal que le pasa por encima a Katie Holmes, con un Gary Oldman que actúa tan bien que incluso sabe cómo no robarse el show, con un desarrollo lleno de sorpresas y momentos climáticos que no me atrevería a arruinarle a nadie y con una experiencia tal vez irrepetible que desde gringolandia, rodeado de fanáticos de los Red Sox me hizo sentir como en casa. ¡Retekudos!


,, , , , , , , , , ,

15/7/08

Nuevo Trailer de "The Spirit" o ¡paren de crear! (Frank Miller vershon) o Miller destruye el espíritu de Eisner

El chisme es cierto, se filtró un adelanto de la nueva película de Frank Miller "Sin Cit... "The Spirit" y la (recontra-requete-super-negativa) reacción de los fanáticos de Will Eisner, de los cómics y del cine en general, no se ha hecho esperar. La versión cinematográfica de la fundacional serie "The Spirit" ha suscitado mucha polémica porque poco o nada tiene que ver con los cómics originales. Por años, Frank Miller se llenaba la boca diciendo que su participación en el cine dependía de que le aseguraran que el producto final iba a ser fiel a las viñetas. Sin embargo, en este caso parece haberle sonsacado el concepto de Denny Colt a los cómics para convertirlo en un capítulo sexualón de Sin City.

Aquí les dejo este esperpento a su disposición para que, a pesar de tanta criticadera, se formen su propia opinión:



Propongo que escondamos la cabeza y nos concentremos en la nueva serie de "The Spirit" de DC Cómics que originalmente estaba a cargo de Darwyn Cooke y ahora escriben Sergio Aragonés y Mark Evanier. En su momento, me pasé de exigente con la serie de cómics pero ahora me parece Little Nemo.


, , , , , , , , , , , ,

14/7/08

Complejo de completud para el 16 de julio de 2008

Esta es una semana lenta. Los grandes eventos del verano no han tenido el impacto que los dos grandes planeaban y los lanzamientos parecen estar anclados a las grandes convenciones del verano. Espero que la San Diego Comic Con anime el panorama un poco. Por ahora, me limito a comentar los cómics de la semana que merecen unas palabras.

Tank Girl: Visions of Booga #3 de Alan Martin y Rufus Dayglo.
Como a todos las personas de mi generación, Tank Girl me robó el corazón cuando una El Víbora con los dibujos de Jamie Hewlett cayó en mis manos a mis escasos 16 años. La sobredosis de actitud y el hecho de que no era fácil conseguir material dedicado al personaje, hicieron que en mi universo personal Tank Girl fuera un verdadero motivo de culto. Ahora, IDW publishing viene publicando una refundición de la serie con guiones de Alan Martin, el escritor original, en la que han colaborado nombres de la talla de Ashley Wood. En esta nueva aventura en la que Booga y Tanky deben escapar de la mafia a como dé lugar, se mantiene ese tono de antidramatismo donde estar en peligro de muerte no es razón para perder el sentido del humor.
$3.99 (IDW publishing)

Showcase Presents Hawkman Vol. 2 de Gardner Fox, Bob Haney, Murphy Anderson, Gil Kane, Joe Kubert y Arnold Drake.
Este segundo tomo de reimpresiones de las aventuras de Hawkman de la Edad de Oro sobresale porque el héroe de Thanagar es uno de esos conceptos que encarnan el verdadero sentimiento maravilloso de los superhéroes de historietas. Personajes sacados de los cabellos, diseños que tenían tanto de genio como de bufón y una generación endémica de escritores mal pagados y con doctorado en improvización , cocinaron historietas que generan un alto grado de emoción y nostalgia. Sigo pensando que 500 páginas de estos cómics terminan aburriendo al más entusiasta pero, como en otros tiempos, poder leer una de estas historias de vez en cuando es espectacular. Entre los personajes que acompañan al hombre halcón están Batman y Atom.
$16.99 (Dc Comics)

Marvel 1985 #3 de Mark Millar y Tommy Lee Edwards.
Mark Millar es un tipo que ha construido su carrera a punta de pitches que se aprovechan de las fantasías más baratas del mundillo de los frikis. Wanted no es otra cosa que la historia de un azotado sin personalidad que descubre que es el putas boy y compensa sus falencias con pistolas. En un sentido un poco menos patético, Marvel 1985 cuenta la historia de Toby, un fanático ochentero de los cómics, que debe invocar a sus héroes favoritos para salvar al mundo de los villanos de papel que más lo aterran. La serie tiene una dosis divertida de referencias a los cómics de otra época que está diseñada para conquistar a los frikis más fieles de la Marvel con un poco más de estilo que Secret Invasion: ¿Quien se ha llevado mi queso?. $3.99 (Marvel Comics)

Elephantmen War Toys Vol. 1: No Surrender de Starkings, Moritat, Roskell, Ladrönn y Cook.
Los dibujos y el concept-art de la serie de Starkings, Moritat y Ladrönn son espectaculares. Un futuro negro, apocalíptico y triste construido con imágenes de altísima calidad ha venido robándose la atención del público comiquero. Esta novela gráfica reune la mini-serie War Toys que salió durante el pasado año y que narra una guerra mundial futurista donde los protagonistas son China y... ¿África? Con esta premisa no queda duda de que las neuronas encargadas del universo de los Elephantmen están concentradas con exclusividad en lo visual y los guiones que se escriban solos. Sé que un buen dibujo es suficiente razón para seguir una serie así que lo dejo "a su criterio". ¿Será que la próxima aventura será una guerra con aviones entre Groenlandia y Madagascar por las aceitunas de Chipre? Si lo dibuja Ladrönn seguro vende.
$9.99 (Image)


, , , , , , , , , , , , , , ,

11/7/08

Color of Rage de Kazuo Koike y Seisaku Kanu o la reseña de un manga descolorido


Color of Rage
Guión: Kazuo Koike
Dibujo: Seisaku Kano
2008 (publicado en Japón en 2004)



El veterano escritor de manga Kazuo Koike es uno de mis ídolos. Leer todos los tomos de Lone Wolf and Cub (Kozure Okami) fue una experiencia determinante que me revolvió los pensamientos y me convirtió en un ermitaño monotemático desesperante pero feliz. Por eso cada vez que se publica un nuevo título de su extenso catálogo en un idioma que entiendo siento una necesidad casi enfermiza de devorarlo. Este consumo compulsivo me ha traido grandes satisfacciones y momentos de incómodo silencio mental. Samurai Executioner, Path of the Assassin o Lady Snowblood son lecturas complementarias dignas. En cambio, libretes como Wounded man parecen más una película que pondrían en un bus interdepartamental pirata que un cómic escrito por el gran Koike. Color of Rage deambula entre estas dos categorías con la gracia de Yidis Medina en Soho.

La historia de dos esclavos (un japonés -George- y un esclavo negro del Sur de Estados Unidos -King-) que escapan de sus captores y recorren el Japón del siglo XVIII funciona como premisa pero se diluye a medida que los motivos para batallas sangrientas se vuelvan más rebuscados e inverosímiles. Lo que en principio prometía ser una reconstrucción histórica de una época llena de miseria y desigualdades se convierte en algo que solo puede ser descrito como una historia de black-xplotation. La idea de juntar un sobreviviente del sistema esclavista de los Estados Unidos con las injusticias del sistema feudal japonés podría dar pie a historias interesantes pero desafortunadamente se queda en la obviedad.
No todo es tan malo. Del lado positivo, Color of Rage ofrece una probadita del extenso conocimiento que tiene Koike de la vida cotidiana en el momento histórico en el que trancurre la novela gráfica. En este caso, se hace especial énfasis en el funcionamiento del Yakuza con todo y sus casinos de mala muerte, sus prostíbulos y su trata de personas. Sobresalen las clases de George sobre la etiqueta mafiosa y los detalles del protocolo imperial. El dibujo tiene momentos muy buenos pero con el paso de las hojas pierde precisión, especialmente a la hora de mostrar movimiento. Sus paisajes y algunos detalles espaciales son sus máximos aciertos.
La figura de King nunca deja de ser un mecanismo narrativo para convertirse en un personaje profundo o particular. Sus conflictos interiores se presentan y se solucionan parcialmente de una manera rápida y efectista. A medida que avanza la historia la idea de colocar a un hombre negro en un lugar improbable cae en situaciones que francamente insultan la imaginación de cualquier lector que se repete. El momento más desafortunado viene cuando King empieza a excitarse con las curvas de las chicas japonesas y clama como cualquier borracho en Semana Santa que "cualquier hueco es trinchera".

Lástima, pero si al "Loco" Higuita se le perdonó el gol de Roger Mila, todas las cagadas tienen perdón.



, , , , , , , , , , ,

8/7/08

Complejo de completud o Novedades para el 9 de julio de 2008

Esta semana está medio árida en materia de lanzamientos. Eso me alegra porque el nivel de cosas interesantes de este verano tiene mis finanzas familiares en crisis.

Berlin # 16 de Jason Lutes.
Jason Lutes es un narrador serio y juicioso que "hace la tarea" de investigar a fondo cada detalle de Berlin, un nudo de vidas parelelas que se desencuentran en la ciudad alemana durante los años treinta. Este número promete llevaronos a un punto de tensión polarizada en la que la movilización hacia la guerra se hace cada vez más inminente. No llevo mucho tiempo siguiendo esta serie pero ya me tiente atrapado. Lutes es uno de los comiqueros norteamericanos más europeos del momento, y lo digo como un cumplido. El segundo compilado de la serie que se llamará Berlin Book Two: City of Smoke.
Drawn&Quarterly; $ 3.95


The Goon #26 de Eric Powell.
Al final del número pasado de The Goon, el gigantón de mirada estóica anunció la llegada de la guerra. Labrazio, el malvado de turno, se enfrentará a la pandilla de borrachos que acompañan a The Goon. Eric Powell es un comiquero que me gusta desde hace tiempo y lo nombro ahora porque más vale tarde que nunca y porque una revista que promete solucionarse a los trancazos es la oportunidad perfecta.
Dark Horse; $ 2.99


New York Four de Brian Wood, Ryan Kelly.
Este lanzamiento de Minx, la serie para chicas adolescentes, es uno de los más significativos del año. Brian Wood tiene la sensibilidad suficiente para escribir esta historia de amigas en NY al mismo tiempo que termina los guiones de la testosterónica Northlanders. Sobre esta novela gráfica ya hablé en una entrada anterior y aunque el espacio en los blogs no vale es mejor que se dirijan allí para más información.
DC Comics; $9.99


Secret Invasion #4 de Brian M. Bendis, Leinil Francis Yu.
Mi amigo Mario me habló muy bien de la mini-serie de Marvel del verano y aunque yo todavía no me termino de entusiasmar, hago el deber de incluirla acá para que quede constancia. Las historias de invasiones con infiltrados suelen ser divertidas pero, en este caso, me parece que la historia no es muy fácil de seguir si no compras los cientos de títulos mensuales que separan los eventos de cada número. Es sí, la invasión Skull ha contado con una que otra imagen descrestadora como los invasores volviendo ropa de trabajo a Nueva York.
Marvel; $ 2.99


Eternals # 2 de Charles & Daniel Knauf, Daniel Acuña.
El experimento de revivir la cosmogonía en cuatro colores del Jack Kirby de los años setenta ha resultado relativamente exitoso. Este spin-off de la refundición tiene una historia normal dentro del universo de los Eternals y sobre sale por los dibujos y toda esa carpintería digital de los cómics comerciales. Seres ancestrales, poderes gigantescos, villanos muy sangrientos y muy buenas imágenes.
DC Comics; $ 2.99

, , , , , , , , , ,

1/7/08

Complejo de completud o las Novedades del 2 de julio de 2008

Estas son las novedades comiqueras que saldrán al mercado estadounidense el próximo 2 de julio de 2008 (léase mañana).

Strange and Stranger: The World of Steve Ditko de Blake Bell.
El lanzamiento más importante de la semana, por lo menos para mí, es este tributo al co-creador del hombre araña. El paso de Steve Ditko por Marvel, bajo el yugo de Stan Lee, hizo que su nombre sea algo que cualquier fanático de los cómic que se respete debe saber. Sin embargo, el resto de su carrera fue bastante prolífico y lo convirtió en un artista de culto con una visión única que ayudó a consolidar la estética de los comic-books. Con este libro, que responde al formato gringo de los libros de mesa de centro, se empiezan a analizar los aportes estilísticos y la vida de un hombre lleno de secretos e ideas radicales. No creo que pueda comprarlo porque el libro está muy caro pero tal vez algún día. Fantagraphics
$39.99


Lucha Libre #5 de Jerry Frissen, Bill Gobi, Fabien M, Tanquerelle, Witko y OHM.
Este conjunto de series y personajes creados entorno a la parafernalia de la Lucha Libre está buenísimo. Casi no se nota que sus creadores son de todas partes del mundo y que su principal contacto con la mexicanidad es vivir en Los Ángeles. De hecho, cuando comenzaron pensaba que los cómics eran una disculpa para vender algunas de las figuritas de vinyl más bonitas que ha producido el mercado de lo juvenil artistucho play. Lucha Libre está nominada a un Eisner a Mejor serie de humor y lo merece.
Image
$6.50


Astonishing X-Men #25 de Warren Ellis y Simone Bianchi.
Yo no sé si este nuevo equipo creativo pueda estar a la altura de sus predecesores. Conociendo a Ellis, de pronto. La portada tipo coolness noventero de Bianchi me hizo dudar sobre incluir este título en esta lista pero una miradita a las páginas interiores me hizo cambiar de opinión. Yo no sé si la historia vaya a ser un éxito o no entre los fanáticos de los x-men pero de lo poco que vi me llamó la atención el color y la distribución de las páginas al mejor estilo de Howard Chaykin haciendo Space operas.
Marvel $2.99


American Splendor Vol. 2 #4 (de 4) de Harvey Pekar, Darick Robertson, Ty Templeton, Dean Haspiel, Rick Geary y Gary Dumm.
Creo que, como en 1998 (referencia personal no pedida), me volví a obsesionar con Pekar. Esta es la última revista de la segunda temporada de este monstruo cultural en DC comics. Salvo que la historia termine con su fallecimiento (seguro que no), me imagino que no se va a revelar ningún secreto que cambie el statu quo de la serie ni que la narración quede en punta. Simplemente serán otras tomas de la cotidianidad. No creo que DC se anime a sacar un compilado de la serie pero lo último que se pierde es la esperanza.
DC comics
$2.99

Dororo Vol. 2 de Osamu Tezuka.
Cada vez que la gente de Vertical saca un nuevo tomo de la obra de Tezuka en inglés, mi futuro como ahorrador dedicado sufre un poco más y la perspectiva de tener que mandar historietas a Colombia en carga se vuelve más dramática. No creo que mañana compre la segunda parte de esta serie pero seguramente, y si la billetera me lo permite, será parte de mi biblioteca algún día. Leyendo estas ediciones, (Ode to Kirihito, Apollo's Song, MW, Black Jack) el mito de Tezuka ha ido adquiriendo una dimensión que no me esperaba. Yo sé que en este punto de la popularidad del manga, hablar de Tezuka parece un tema manido pero, la verdad, estas novelas gráficas son pequeñas minas de oro.
Vertical $13.95

Showcase Presents Batman Vol. 3 de Gardner Fox, John Broome, Mike Friedrich, Carmine Infantino, Sheldon Moldoff, Gil Kane. Portada de Irv Novick.
Como de costumbre, la idea de hacer reimpresiones de historietas clásicas de los superhéroes a una sola tinta y en papel barato, se le ocurrió a Marvel. Afortunadamente, DC hizo eco de esta propuesta y desde hace un par de años ha venido desempolvando historietas de la Edad de Plata de sus personajes más importantes. De esta tercera entrega de Batman sobresale la primera aparición de la Batichica y la celebración especial de Batman #200. La imagen de portada debe ser tentativa porque hasta donde tengo entendido, esta imagen fue portada de Batman 202 y el compilado solo llega hasta 201. -momento comic geek-
DC comics
$16.99

-Pensé que en este nuevo envión bloguístico no iba a terminar escribiendo entradas tan largas. Ni modo, el gen pontífice me gana la partida y es imposible seguir resistiéndome. El lado negativo de esta tendencia es que me cuesta un poco animarme a escribir nuevas entradas porque sé que me van a tomar más tiempo del que deberían. Por eso he decidido comenzar una sección semanal en la que prometo no extenderme tanto. Creo que así podré cumplir el objetivo de llevar un registro lo más completo posible de los cómics que me rodean.

XOXO

28/6/08

La reseña de Get Smart, o "missed it by this much".


Get Smart (Superagente 86)
Dir: Peter Segal
Steve Carell, Anna Hathaway, Alan Arkin, Dwayne Johnson.
2008



Por alguna extraña razón, Hollywood sigue recurriendo a la idea del remake a pesar de que, una y otra vez, se ha demostrado que el resultado final no suele ser satisfactorio. En este caso, el refrito de una de las mejores comedias de los años sesenta se queda corto a la hora de producir una carcajada que valga la pena. La Get Smart del 2008 no pasa de ser una secuencia de chistes variopintos que oscilan entre lo predecible y lo levemente desagradable.


Si bien esta película no alcanza a estar en el nivel de lo ofensivamente medriocre como la versión remasterizada de la Pantera Rosa protagonizada por el despreciable Steve Martin, la sensación final es que hubiera sido mejor quedarse en la casa buscando videos de la serie original en youtube. Ni las más que comprobadas cualidades humorísticas de Steve Carell ni los buenos ángulos de la bella Anna Hathaway son suficiente para alejar esta película del lote y, por lo menos, hacerla acreedora de un premio de montaña.

En mi opinión, el problema de esta película está en la concepción del guión. Más que una comedia en donde el sentido del absurdo y la descontextualización son ejes centrales, la nueva Get Smart parece haber sido escrita como una típica historia de acción. La estructura se apoya sobre los efectos especiales y sobre comprobar las cualidades del héroe y sus aliados. Los chistes son accesorios prescindibles dentro del desarrollo del guión haciendo que la risa sea un acto secundario. No en vano, los chistes del trailer son de los mejores momentos de la película. Solo por dar un ejemplo, la famosa escena de las puertas de seguridad queda patéticamente desperdiciada con dos o tres amagos de gracejos que no consiguen más que contraer unos pocos músculos de la cara. De hecho, me pareció extraño notar que la personificación de Steve Carell del agente 86 es un hombre con verdaderas capacidades de combate y no un inútil a quien por accidente todo le termina saliendo bien.



Las lecciones sobre cómo hacer reír con tonterías que nos dejaron Mel Brooks, Don Adams y su equipo de escritores parecen condenadas a quedar en el olvido por una generación de humoristas que ven el humor como un stripstease en el que la risa se consigue siendo un poquito más explícito que en la película anterior. La parodia parece estancada en la repetición aburridora de los Simpson del siglo XXI y las mutaciones de Scary Movie. En mejores momentos para la parodia, lo meramente absurdo se mezclaba con la critica y un excelente sentido de lo que los gringos llaman timing para dejar al espectador con dolor abdominal y una sonrisilla existencial más parecida al post-coito que a una noche en el titty twister de la esquina.


Nota mental: A diferencia de otros años, este verano no he estado tan pendiente de los estrenos cinematográficos. Me imagino que en algún momento me tenía que aburrir de tanta estrategia publicitaria. Puedo decir con orgullo que no me he visto Hulk, que voy a esperar a que Kung Fu Panda esté en DVD y voy a dejar la cuarta entrega de Indiana Jones al azar de que me toque en algún vuelo internacional.

Nota social: A pesar de que estamos a una semana del tradicional y explosivo 4 de julio, ayer (viernes) por la noche el cine estaba más solo que una tienda de bufandas en Tatooine. Además de los típicos adolescentes sin ruedas y uno que otro grupo de cincuentones sin plan, en el multiplex espantaban. ¿Será culpa del precio de la gasolina?





, , , , , , , , , , , ,

27/6/08

La reseña de Fun Home o Un ensayo mío de mi Yo.

-En estos días he estado haciendo una pequeña limpieza de cómics que se me habían quedado entre el tintero desde hace tiempo. Este es un recomendado corto pero de corazón-



Fun Home.
Alison Bechdel.
2006.


En la creciente y cada vez más diversa tradición de historietas autobiográficas que le llegan al público adulto masivo, Fun Home de Alison Bechdel es uno de los auténticos best-sellers de los últimos años. En esta novela gráfica, la comiquera narra varios episodios de su juventud y de su formación como artista a partir de la sospechosamente accidental muerte de su padre. En las páginas de este diario de experiencias y reflexiones, Bechdel establece un paralelo entre, lo que ella imagina, fue la vida secreta de su padre, que nunca salió del closet, y su propia homosexualidad.

La narración es interesante y, aunque el dibujo no es nada del otro mundo, Bechdel tiene un manejo muy personal del lenguaje de la historieta. Como en los mejores cómics autobiográficos, Fun Home, incluso en los detalles más ínfimos, es idéntico a su autora. El azul tenue que acompaña sus líneas y la extraña combinación del verde, el anaranjado y el plateado de la portada y las portadas interiores, pintan una imagen veraz de la comiquera de carne y hueso.


El pero que no falta viene de la mano de una cualidad que, me imagino, es la que ha conquistado a muchos de los lectores y críticos más emperifollados de la prensa cultural. En Fun Home, Bechdel, muy coherentemente, se atreve a dialogar de manera directa con algunos de los grandes clásicos de la literatura. Los cuadros que acompañan las viñetas traen reflexiones sesudas sobre Proust, Wilde, Camus, Joyce y la Odisea, entre otros. La vida que nos cuenta esta obra está plagada de libros y alusiones literarias que la enriquecen pero a su vez, en mi muy objetable concepto, la debilitan.

A medida que avanza, la narración gráfica está cada vez más supeditada a las referencias literarias en forma de textos. La letras parecen tragarse las imágenes y su potencial como hilo conductor de los acontecimientos. El punto máximo de esta, para mí, carencia llega cuando Bechdel nos entrega viñetas que muestran solo textos. Como ejercicio intelectual Fun Home está muy bien, pero como historieta no se permite ciertas exploraciones gráficas y narrativas que, no es por pedirle peras al olmo, me hicieron falta.

Fun Home es una de esas novelas gráficas que se le puede regalar o prestar o sugerir a un lector no versado en los arcanos comiqueros sin ningún miramiento. De hecho, creo que le gusta más a los desprevenidos que a los fanáticos.

, , , , , , , , , ,

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails