23/11/06

Phonogram sensacional, historieta musical.

Por estos días, mi experiencia como lector obsesivo de historietas se ha vuelto medio cíclica. Últimamente, como si estuviera en medio de los años noventa, estoy comprando muchos cómics de Image. Lo bueno es que no son los mismos títulos de antaño porque no me puedo imaginar leyendo Spawn a estas alturas del partido. De hecho, la propuesta general de la editorial por estos días es bien interesante porque le ha dado cabida a propuestas muy diversas que van más allá de los consabidos y gastados vigilantes nocturnos. Entre las revistas que estoy siguiendo con mucha fidelidad está Phonogram, una nueva historieta con guiones de Kieron Gillen y dibujos de Jaime McKelvie que trata de las andanzas de David Kohl, un mago inglés cuyo poder nace de la música. La idea central consiste en que de ese impacto que ciertas canciones, que ciertos grupos y que ciertos conciertos tienen en la vida de cada uno se emana una magia que manejan unos personajes llamados los Phonomancers, entre los que está Kohl.

La mini serie inicial de seis números, que va por la tercera entrega y que ojalá se extienda a otras historias, narra como Britannia, una diosa musical, le pide ayuda a Kohl haciendo que él tenga que volver sus pasos sobre la movida noventera del britpop. A punta de referencias a grupos tipo Oasis, Blur, Pulp, The Smiths, Echobelly y Manic Street Preachers, la serie es un homenaje muy entretenido a la música como el eje de ciertos momentos en la existencia de las ciudades y sus habitantes. Entonces, el título del segundo número, "can't imagine the world without me", es tomado de una canción de Echobelly, muy a pasar del guionista y del protagonista, y, la portada del tercero es una refundición del famoso “Definetively Maybe” de Oasis. Esta mano de guiños y el hecho de que la historieta destila amor descontrolado por la música y sus alrededores hace que su lectura, aunque por momentos sea confusa, deje un buen sabor de boca al final.

Creo que me alegra que Phonogram es la serie perfecta para un melómano tipo Edu de texto sonoro porque significa que le abre nuevas posibilidades a la historieta. Además, creo que es motivo de celebración que exista un nuevo cómic sobre música que no sea sobre los delirios seudo-creativos de los KISS o sobre las aventuras de The Monkeys. Como será que después de leer el segundo número, me tocó salir de emergencia a la tienda de historietas a rebuscarme el tercero.


, , , , , , , ,

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenos tus articulos. Nos encantaria poder tener contenido de esta calidad en nuestrao agregador Colombiano.

www.subelacolombia.net

elamigolucho dijo...

Muy bueno tu spam. Me encantaría poder darte de tu propio cocinado, páginilla del demonio.

www.latuya.com

Eduardo Osorio dijo...

Buscandome nuevas maneras de perder el tiempo? de una! En una proxima visita me deja mirar a ver que tal...

dadis dijo...

Por aca se le espera joven.

elamigolucho dijo...

Como tiene que ser, Edu. Todo sea por el gusto que me da ser un gurú del ocio.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails