2/2/07

Wicked Crazy

Cuando uno sale de su país, incluso de su patria chica, y se va a vivir a otro lugar con costumbres diferentes, una de las primeras reacciones es calificar la idiosincrasia de los nuevos vecinos como ridícula, inhumana, absurda, incomprensible y sobre todo estúpida. Todos los pueblos de la Tierra son potencialmente cretinos en la medida en que sean vistos por los ojos de un extraño que después de unas semanas de convivencia empieza a buscarle el pierde al nuevo hogar. Esta suele ser una reacción lógica al drama que significan experiencias como tener que pagar el teléfono con otro sistema, tener que abrir una cuenta de banco en otro idioma o simplemente saber que su impecable sentido del humor se perdió por cuenta de la Brecha Cultural. En la casa fuimos víctimas de esta misma sensación a los pocos días de estar en Worcester. Especialmente después de cada encontronazo con el acento y la personalidad de los hijos de Massachusetts que son tan característicos que los entendidos los llaman MassHoles. El pasado miércoles, la cuidad de Boston nos regaló una espectáculo que yo personalmente considero una prueba irrefutable de nuestras observaciones.

Resulta que como al mediodía del miércoles me encontré con la noticia de que gran parte de los ejes principales de la ciudad fueron cerrados temporalmente por cuenta de una serie de paquetes sospechosos que la policía fue desactivando paulatinamente. La alarma alcanzó niveles impensados pues las supuestas bombas fueron encontradas en los puntos más concurridos de Boston. Los "periodistas" de Fox "News" se llenaron la boca hablando sobre un aproximado de los muertos, algunos republicanos guerreristas se frotaron las manos pensado que una catástrofe de esas dimensiones les devolvería el poder definitivo del país, la gente del común empezaba a dudar de los ataques después de escuchar la descripción de los paquetes y dos geeks (ver imagen de abajo) locales se mordían la lengua. Estos últimos lo hacían porque ellos sabían la verdad detrás de la noticia: se trataba de una estrategia publicitaria de Adult Swim de Cartoon Network... aquí está el link por si acaso.


Lo más patético de la cosa es que la estrategia fue implementada como en nueve ciudades más y en ninguna otra se armó semejante alboroto. Unos días antes, por cuenta del conteo de las 100 canciones de los 80's me entero que a un man lo arrestaron por tararear London Calling. Además, me acuerdo que en lo primero que pensé cuando vi la primera torre del World Trade Center en llamas fue en una viñeta idéntica de Spider-Man #16. Ahora, rebuscando entre las revistas, me encuentro Daredevil #252 escrita por Ann Nocenti. En esta aventura hay una especie de eclipse que deja a Nueva York en una oscuridad absoluta. Como si lo estuvieran esperando desde que nacieron, surgen ciudadanos transformados en caudillos anárquicos listos a sobrevivir imponiendo la ley de las balas. Justo después del primer asesinato de esta "Era Apocalíptica", el cielo se aclara y la ilusión del final del mundo queda reducida a una anécdota. Con la histeria policial que invadió Boston en miércoles se me manchó la imagen que siempre me había hecho del incidente de Orson Welles y la "Guerra de los Mundos". Como dicen estas damas: No se olviden del 31 de enero de 2007.



, , , , , , ,

2 comentarios:

d dijo...

Pasa en las películas, pasa en Massachusetts...

elamigolucho dijo...

Sí, pasamos de la testorilandia en The Departed a este show de autoridades histéricas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails