9/12/06

Un año con Rusty Brown o la reseña de Acme Novelty Library #17

No es que este año se haya pasado rápido porque hubo cosas verdaderamente eternas (4 años que se volvieron 8 y parecen muchos más, un verano en Worcester, etc.), pero el jueves pasado cuando compré la Acme Novelty Library #17 tuve la clásica sensación de "parece que fue ayer que estaba destapando el número anterior". Este efecto "dejavuresco" se consolidó gracias al hecho de que en las dos entregas solo se han narrado unas cuantas horas de la deprimente vida de Rusty Brown, un niño de 10 años que lo que no tiene de despierto lo tiene de freak. Entre los personajes que rodean la pálida existencia del infante, están Chalky White (el futuro confidente del protagonista que es nuevo en la ciudad), su hermana Alison, el profesor W.K. Brown (el padre) y el mismísimo Franklin Christenson Ware (exacto). Este nuevo libro es una típica historieta del historietista norteamericano con sus respectivas imágenes de un MidWest anodino y áspero que se cubre tanto de silencios como de toneladas de nieve. Algunos podrían decir que Acme Novelty Library #17 se le fue la mano en eso de ser típico al punto de convertirse en predecible y eventualmente aburrido. Sin embargo, todavía no me incluyo en los "algunos" porque nunca sobra verle los trucos a uno de los creadores más interesantes del contexto mundial.

En la entrega 16 y a pesar de que Rusty (de varias edades) ha aparecido en otros números anteriores, Ware se dedicó a introducirnos el mundo del personaje a punta de sus habituales narraciones simultaneas, unas muy bien logradas conversaciones minimalistas y una espectacular alucinación con Superchica desnuda en la nieve incluida. Ahora, con el universo del niño ya construido, empezó a dibujar lo que será el derrotero, algo predecible, de los personajes en capítulos posteriores. Así, asistimos al inicio de la amistad en Rusty y Chalky (a cual más raro estos dos), a como Alison comienza a adaptarse a su nuevo colegio y a la vida de Ware como profesor de arte, morboso pederastoide y asiduo porrero (no, no de los que animan el juego, de los otros). Creo que al episodio le termina faltando un poco más de fuerza y termina siendo demasiado plano. En Ware es habitual que se conjuguen una serie de eventos y secuencias muy monótonas con un momento de epifanía que suele estar indicado más por un juego narrativo formal que por un acontecimiento y que es maravilloso. Acme Novelty Library #17 lo intenta y lo habría logrado de no ser por esos niños y su perro... no mentiras, pero la verdad, en este caso, este instante no me sorprendió.

Después y como de costumbre, viene una historieta medio experimental que en este caso cuenta la vida de una familia de abejas llena de confusiones sexuales que no me gustó. Sin embargo, al final final, en las últimas dos páginas que en un libro normal se dejarían en blanco (es decir, la contraportada interior dos o la anticontraportadilla y la página adjunta), aparece un cómic sobresaliente sobre Alison titulado "Will we be Alive in the year 2005?" (¿Estaremos vivos en el año 2005?). Se trata de una de estas tareas ridículas de "como te ves en 30 años" que el personaje tuvo que escribir en el colegio y que está cotejado, a través de imágenes, con el momento en que fue escrito y con los momentos en los que ha sido leído. La cosa es bien buena pero si se trata de recomendar el libro completo diría que tiene más sentido esperar a que salga la Novela Gráfica de Rusty Brown en unos años. Igual, en el mundo de Chris Ware el tiempo se pasa volando. Por ahora les dejo esta foto para confirmar que la obsesión enfermiza por Superchica no es solo cosa de Rusty.


, , , , , , ,

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails