21/2/06

Reseña de Invicible o lo Imbecible

Invincible #0,
Kirkman, Ottley, Crabtree.
Image.

Entre los nuevos consentidos de la revista Wizard, está "Invincible" de Robert Kirkman, un superhéroe que entra en la categoría de lo que ellos llaman alternativo, pero que, en realidad, es más de lo mismo. Esta serie me llamó la atención porque fue uno de los pocos cómics que logró estar en la lista de lo mejor del 2005 sin pertenecer ni a DC ni a Marvel. Y aunque mi fe en Wizard se acabó cuando le dieron portada a los X-Files (corría el año… noventaypico), cuando apareció el número 0 de su recomendado por tan sólo 50 centavos, me dije: “Démosle oportunidades a cosas nuevas”, y aquí estoy. Y no es que le serie esté mal hecha o que el guión tenga errores grasos y evidentes, de hecho Kirkman es considerado uno de los prospectos más importantes del mainstream norteamericano. Lo que pasa es que mientras pasaba las páginas de esta historieta tuve la sensación de que había leído lo mismo un millón de veces. El mismo héroe juvenil que mezcla la impertinencia con los valores tradicionales, la misma relación inverosímil y amañada entre lo personal y lo sobrenatural, y, la misma dama en peligro con actitud desafiante. Lo único que medio separa a Invincible del resto de revistas de superhéroes es que los protagonistas hacen referencia directa a tener vida sexual (juntos) y que la sangre es roja, pero eso no se debe a una acto de originalidad sino a que el Comics Code se cayó hace unos añitos.

Las aventuras de Mark Grayson, el hijo del que inicialmente es el superhéroe más grande del mundo, son sosas para un lector que esté buscando algo más que la típica historia de enmascarados al estilo Marvel. Esto no significa que la edición cero de Invincible no esté bien editada: si la idea es ampliar el público lector dándole un resumen de la historia que le permita a la serie subir “rating”, esta revista funciona perfectamente. El dibujante, Ryan Ottley, hace un buen trabajo y la lectura, aunque un poco abigarrada, es agradable. De hecho se parece mucho a X-Men # 138, el número que siguió a la muerte de la Dark Phoenix, en donde Cíclope hace un recuento informativo pero monótono de la historia del equipo desde su origen hasta ese momento.

Pero el problema es más de fondo. Entre más se acumulan historietas dedicadas a los adalides de la justicia y las “nuevas” generaciones intentan torcer la tuerca de los vengadores enmascarados un poco más, este género se vuelve más repetitivo y aburridor. Si bien en su momento de mayor apogeo, la Image Comics era un espacio para nuevas propuestas que provenían de autores talentosos que querían liberarse del yugo de Marvel y DC, ahora es un remedo de estos dos gigantes. No en vano la frase que acompaña al título es “Probably the Best Superhero Comic Book in the Universe” (“probablemente el mejor comic-book de superhéroes del universo”), haciendo referencia al ya clásico remoquete de los Cuatro Fantásticos: “The World’s Greatest Comic Magazine!” (La mejor revista de cómics del mundo). Ojalá que en la película que, según varias fuentes, se va a realizar de esta serie, no contraten para el papel principal a Tobby Maguire, el actor de Spiderman.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails